«Déjalo llorar o saldrá malcriado»: pediatra explica por qué nunca debes negar un abrazo a tu bebé

Total Views : 14
Zoom In Zoom Out Read Later Print

El pecho de sus padres es el lugar preferido de los bebés, y no es para menos que sea tan frecuente que el pequeño quiera estar en sus brazos. Cuanto menor es el bebé, más necesidad tiene de recibir un abrazo de sus padres. Mientras crece, va adquiriendo más seguridad para explorar el mundo solo, cuando aprende a gatear o a apoyar los pies en el suelo. Sin embargo, muchos padres interfieren en el proceso de crear un vínculo con su pequeño y hacerlo sentir seguro, por el miedo de malcriarlo. «Déjalo llorar o te saldrá malcriado», es un consejo que oyen frecuentemente las madres y los padres, y que cumplen para evitar crear una adicción a los mimos. La pediatra brasileña Paula Arruda explica por qué los adultos no deben negarle un abrazo a su bebé.

Tu pequeño necesita cariño

El bebé necesita abrazos, necesita amor; por ser una necesidad, esto no le debe ser negado, dice la pediatra. El pecho de su madre o de su padre es un lugar seguro para el pequeño, que recién llegó al mundo y todavía tiene miedo e inseguridades ante las novedades que este le presenta. Arruda enfatiza:


"Tu hijo necesita tu abrazo. [...] Hasta tú necesitas cariño de vez en cuando. Imagina cuánto lo necesita tu pequeño bebé, que acaba de llegar a este mundo de Dios, que no está entendiendo nada de lo que está pasando. Tu hijito cayó como de un paracaídas por aquí, y todavía tiene que enfrentar personas que ya esperan que sepa que la noche fue hecha para dormir, que hay que comer a determinada hora, que el baño no le hace mal y que no necesita llorar tanto porque está todo bien".


Todos los cambios que suceden en la vida del bebé, que son muchos y suceden muy rápido, pueden actuar como traumas en su desarrollo. No dejes que se sienta solo en estas etapas, aconseja la médica.


Darles un abrazo es fundamental para el bienestar emocional de los bebés: los calma, fortalece el vínculo entre ellos y sus padres y los protege. El parto significa el mayor trauma para ellos y se suma a los cambios constantes que van viviendo. El bebé no tiene ninguna herramienta para expresar sus sentimientos, además del llanto. Y es cuando más necesita del consuelo de los padres.

See More

Latest Photos