Cómo cuidar la piel según tu edad

Vistas totales : 101
Acercarse Disminuir el zoom Leer más tarde Impresión

A medida que vamos sumando años, la piel va perdiendo su elasticidad y firmeza. Una alimentación equilibrada y unos hábitos de vida saludables pueden ayudar a retrasar el envejecimiento celular. Pero cuidar tu piel como se merece también es esencial para que luzca más joven. Y es que en cada etapa de nuestra vida, la dermis tiene unas necesidades concretas que no debes pasar por alto.

Lo que no debes olvidar a cualquier edad: Nuestro cutis va cambiando con el tiempo y existen tratamientos idóneos para cada edad. Pero, al margen de los años, es clave no olvidar:

- Mantener una correcta higiene diaria. Desmaquillar y/o limpiar cada día nuestro rostro es esencial. Así como la exfoliación semanal, que elimina las células muertas y activa la renovación celular.

- Hidratar la piel por dentro. El agua es esencial para mantener la piel siempre elástica y luminosa.

- Usar protección solar. El sol envejece. Protege tu rostro y las manos como mínimo con un FPS 15.

- Luchar contra el estrés. Te perjudica porque provoca vaivenes hormonales que atacan la estabilidad y las defensas de la epidermis.

- Dormir lo suficiente. Tu piel trabaja cuando duermes, por eso el descanso es esencial para que se autorrepare de las agresiones diurnas. Duerme al menos 7 horas.

Los 35, el momento de empezar a cuidarse: A esta edad la microcirculación cutánea empeora y, si no se le presta atención, la piel se vuelve más apagada y pueden aparecer también los primeros signos de cansancio, como bolsas y ojeras, y las primeras líneas de expresión en el contorno de los ojos y la boca.

Protégete de las agresiones: Por la mañana necesitas una crema hidratante más completa, con protección solar y activos antioxidantes como la vitamina E y el té verde, que frenan el ataque de los radicales libres causados por la contaminación, las radiaciones y el estrés.

Sigue una rutina de exfoliación: Es imprescindible para retirar las células muertas que dan un aspecto grisáceo a la piel y favorecer así el recambio celular. Hazla dos veces por semana si tienes la piel gruesa o una vez cada 15 días si es muy fina.

Hidrata tu cuerpo a diario: A esta edad la piel empieza a revelar signos de sequedad. Para combatirlos después de la ducha usa siempre una buena crema hidratante.

Hasta los 45, gana firmeza: De los 40 a los 45 los signos del paso del tiempo pueden empezar a ser evidentes si no se hace nada para combatirlos. Los poros se hacen más visibles, aparecen manchas oscuras y las líneas de expresión se convierten en pequeñas arrugas.

A los 50, nutricion y elasticidad: Con la menopausia descienden los estrógenos, lo que provoca una disminución del sebo y el sudor. El resultado, si no te cuidas lo suficiente, es una piel más seca, deshidratada, frágil y sensible. Por otra parte, los melanocitos, encargados de dar color a la epidermis, son menos activos o dejan de funcionar, por lo que la piel también se vuelve más pálida y se acentúan las manchas.


Ver más

Últimas fotos