El incidente protagonizado por Will Smith y Chris Rock en pleno Dolby Theatre de Los Ángeles no pasó por altoen ningún rincón del mundo, existiendo tanto partidarios como detractores de ambas partes.Sin embargo, lo cierto es que el ganador de la estatuilla ha sido el peor parado de la situación, siendo vetado por la propia Academia de Cine y saliendo a la luz ciertos entresijos de su matrimonio que demuestran que su relación con la actriz no es tan ideal como reflejaba.

Recientemente, ha salido al medio un testimonio que asegura que la actriz era “adicta al sexo y a la pornografía”. Unas fuertes revelaciones sacadas a la luz pública por diversos medios estadounidenses, que han indagado en algunas de las entrevistas protagonizadas por Jada en 2019 en las que aceptaba haber pasado por un tiempo difícil en su vida en el que consumía sustancias estupefacientes y mantenía relaciones sexuales continuamente. Algo a lo que intentó poner punto final al refugiarse en la pornografía, sin llegar a imaginar que ésta le causaría una nueva y peligrosa adicción: “Lo que hacía era poco sano, tenía una relación con la pornografía que no me hacía bien, había llegado a consumirla hasta cinco veces al día. Quería practicar la abstinencia y eso me condujo a establecer una relación poco sana con lo que miraba, me sentía vacía”, revelaba la actriz hace 3 años, dando total visibilidad a un tema que afecta a millones de personas en el mundo: “Somos muy abiertos en nuestra familia nos gusta poner todos los tópicos sobre la mesa”, afirmaba que mantuvo una charla muy seria con su hija Willow sobre el consumo de estas sustancias.

Estas revelaciones tuvieron lugar  antes de que Pinkett pasara por el altar para darse el “sí, quiero” con el intérprete de El Príncipe de Bel-Air. Un enlace que también ha estado en entredicho actualmente, cuando ha vuelto a publicarse una aparición de la actriz en la que no tenía reparo alguno en decir no haber estado convencida de unirse matrimonialmente con Will: “Estaba bajo mucha presión, siendo una joven actriz y estando embarazada. No sabía qué hacer, pero lo único que sabía era que nunca quería estar casada”, afirmaba la protagonista, garantizando estar “muy molesta” por tener que casarse en una boda que, según su propia progenitora, “fue terrible”.

Por si fuera poco, y pese a que la polémica se presentó principalmente por la desmesurada defensa de Will Smith hacia su esposa, Jada consideró que su marido “lo exageró todo”, lamentando profundamente que la broma de Chris Rock no llegara a buen puerto: “Fue en el calor del momento y fue él el que exageró todo. Él lo sabe, ella lo sabe. Están de acuerdo en que él reaccionó de forma exagerada. Informó Mujeres al día.

Father's Day Gift Guide
Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *